sábado, 16 de febrero de 2008
Cuando el destino nos alcance
Mi padre y yo somos diferentes en muchas cosas y apenas tenemos aficiones o gustos en común. Una cosa en la que coincidimos es que tienden a gustarnos las películas de ciencia ficción, como las ambientadas en el futuro o en el espacio, y desde pequeño recuerdo que él y yo nos quedábamos a ver películas de este tipo en la tele, mientras que mi madre y mi hermana preferían hacer otras cosas.

Recordaba desde hacía tiempo que una vez vimos dos películas de estas, que pusieron seguidas en la segunda cadena: una era Blade Runner, futuro tecnológico, de noche y lloviendo; la otra era una película en la que el mundo era similar al nuestro (no tan cambiado como en Blade Runner), sin avances tecnológicos increíbles, una película en la que, en contraste con Blade Runner (por eso las pusieron seguidas), los personajes pasaban calor bajo un sol de justicia que inundaba de luz una ciudad como las actuales pero destartalada, en la que la gente pasaba hambre.

Menos famosa que Blade Runner, no recordaba el nombre de esta segunda película. Pero Internet es maravilloso y gracias a Google he encontrado que se llama Soylent Green, título al que en castellano añadieron "Cuando el destino nos alcance".

En fin, toda esta introducción para deciros que, si llevo tanto tiempo sin escribir, es porque he estado hasta arriba de trabajo estos dos meses y en casa sigo con el ordenador sin arreglar, pero no porque me haya o me hayan convertido en galletas verdes.


zarevitz | 12:07   ||  
  • Comentario de Anonymous Trot | 16/2/08 21:56

    Esta era la de que cuando querias morir te llevaban a la gente a una sala y les ponian su color favorito y las imagenes que querian y los dormian o algo asi y luego los convertian en galletas?? si es esa me acuerdo que le vi hace millones de años

    Esta bien que tengas cosas en comun con tu padre aunque sean pocas, aprovechalas

    Saludos

    Trot :)

     
  • Comentario de Blogger zarevitz | 16/2/08 23:13

    Gracias, Trot. :-)

    Efectivamente, aquí tienes la escena más famosa.

     
  • Comentario de Blogger ziipp | 17/2/08 22:58

    Creo que nunca he visto la segunda que dices, ni viendo la escena me suena. Yo me quedo con La invasión de los ladrones de cuerpos (la de las vainas). ¿Por qué en esa época les daría por convertirte en algo cuando te dormías? Seguro que era una gran campaña subliminal de Coca-cola ;P

     
Publicar un comentario

<< Home
 
 
Sobre mí
          
                 zarevitz
Mi mascota virtual
Posts recientes
Archivos
Just click your heels together
three times and repeat:
Los miro y me miran