jueves, 18 de enero de 2007
Madeleine


Madeleine, que inspiró a Jacques Brel la canción de arriba, una de mis favoritas, ha muerto. Se ha suicidado en casa.

Quienes creemos firmemente que todas las personas tienen el derecho a su propia historia, a borrar y reescribirla si es necesario, como hizo Kevin, no podemos sino creer también en su derecho a poner fin a esa historia, a su vida, cuando lo consideren oportuno, como acaba de hacer Madeleine.

Descanse en paz.


zarevitz | 23:51   ||  
  • Comentario de Blogger ziipp | 24/1/07 23:32

    Ya sé que es una entrada luctuosa, pero... siempre me ha asombrado la naturalidad de los cantantes franceses con esas erres XDD. Debe de adquirirse cuando se come la primera baguette.

     
  • Comentario de Blogger zarevitz | 26/1/07 13:42

    A mí me sorprendía la naturalidad con la que los niños franceses hablaban tan bien francés. Probablemente sean las baguettes, pero sólo si eres pequeño, cuando tienes el cerebro espongiforme, como la masa recién horneada.

     
Publicar un comentario

<< Home
 
 
Sobre mí
          
                 zarevitz
Mi mascota virtual
Posts recientes
Archivos
Just click your heels together
three times and repeat:
Los miro y me miran